El Custodio


Fray Francesco Patton OFM

El Custodio de Tierra Santa es el ministro provincial (es decir, el responsable principal) de los frailes menores que viven en todo Oriente Medio. Tiene jurisdicción religiosa sobre los territorios de Israel, Palestina, Jordania, Líbano, Egipto (parcialmente), Chipre y Rodas, sin contar las numerosas casas que, a modo de delegaciones (las Comisarías), se encuentran en distintas partes del mundo (cabe destacar las de Roma y Washington).

La tarea principal del Custodio, además de animar la vida de los frailes, es la de coordinar y dirigir la recepción de los fieles que llegan a Tierra Santa en peregrinación para rezar en los santuarios de nuestra Redención. Tal tarea le fue asignada por la Santa Sede hace más de 600 años. El término utilizado en aquel tiempo para designar tal misión fue el de Custodia de los Santos Lugares, palabra de la que proceden los términos Custodia y custodio, que aún se utilizan.

El primer y más importante papel del Custodio es, por lo tanto, recibir a los peregrinos en los santuarios, ofreciéndoles el espacio y la posibilidad de orar, al tiempo que se les brinda alojamiento a un precio asequible. Al mismo tiempo, los peregrinos tienen la posibilidad de encontrarse con los frailes, que están siempre listos para recibirles y escucharles. Todos los santuarios cristianos católicos están bajo su jurisdicción. Es también misión suya asegurar el suficiente apoyo económico para desempeñar esta función tan importante en los Santos Lugares.

Otra misión que el Custodio emprende al aceptar su nombramiento es la de coordinar la información acerca de Tierra Santa e inculcar en los cristianos del mundo el «cuidado amoroso» de estos sitios: excavaciones arqueológicas en los Santos Lugares, publicación de peregrinaciones antiguas y, sobre todo, el estudio de la Biblia a través de la geografía y la historia de los mismos sitios donde ocurrieron estos hechos. Por este motivo, la Custodia ha establecido el SBF, FAI, FPP etc. Toda esta actividad depende principalmente del Custodio que, a su vez, patrocina estas iniciativas.

Otra tarea importante del Custodio es la de cuidar y mantener, en comunión con la iglesia local, la presencia cristiana en Tierra Santa a través de distintas iniciativas, entre las que podemos destacar las escuelas y parroquias.

Todas estas iniciativas necesitan ciertamente no solo el apoyo moral de los cristianos en todo el mundo, sino también su ayuda económica. Por este motivo, durante siglos, se establecieron distintas «Comisarías de Tierra Santa» en todo el mundo para divulgar lo que los frailes estaban viviendo en Tierra Santa y, al mismo tiempo, hacer las colectas para ayudar a mantener el trabajo de la Custodia. Todas estas Comisarías (que son muchas) dependen directamente del Custodio.

Siendo una misión tan importante la del custodio, este no es elegido como el resto de ministros provinciales de la Orden, sino que es directamente nombrado por la Santa Sede, después de un proceso de consulta a los frailes de la Custodia y tras la presentación de su candidatura por el órgano rector de la Orden.

En Tierra Santa, el Custodio se considera una de las autoridades religiosas cristianas principales. Junto al patriarca griego ortodoxo y al patriarca armenio ortodoxo, es el responsable ante el status quo, el código que regula la vida en el Santo Sepulcro y Belén.

Por derecho propio, forma parte de la Asamblea de Ordinarios Católicos de Tierra Santa (los obispos de la iglesia católica local).

 

El Custodio actual

 

El custodio actual es fray Francesco Patton, nacido en Vigo Meano, en la diócesis de Trento, el 23 de diciembre de 1963. Pertenece a la Provincia de San Antonio de los Hermanos Menores, en Italia. Además del italiano habla inglés y español.

Emitió la primera profesión religiosa el 7 de septiembre de 1983, y la solemne el 4 de octubre de 1986. Recibió la ordenación presbiteral el 26 de mayo de 1989. En 1993 obtuvo la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Pontificia Salesiana de Roma.

Ha desempeñado distintos servicios en su Provincia de origen y en la Orden. Ha sido en dos ocasiones secretario general del Capítulo General OFM (2003 y 2009), visitador general (2003), ministro provincial del Trentino (2008-2016) y presidente de la Conferencia de Ministros provinciales de Italia y Albania (COMPI).

Numerosos son también los cargos desempeñados fuera de la Orden: miembro del Consejo Presbiteral Diocesano y de la Secretaría del mismo Consejo Pastoral Diocesano de la archidiócesis de Trento; profesor de Ciencias de la Comunicación Social en el Estudio Teológico Académico Tridentino; colaborador del semanal diocesano, de la radio diocesana y de Telepace Trento. Está inscrito entre los periodistas desde 1991.