Actualidad

Navidad en Belén: «¡Corage, Iglesia de Tierra Santa!»


di Beatrice Guarrera |  28 de diciembre de 2017

Mons. Pierbattista Pizzaballa con il Niño Jesús durante la celebración de 2017 en Belén (foto Nadim Asfour/Cts)

En la tarde del 24 de diciembre las celebraciones navideñas en Belén comenzaron con las liturgias de los católicos de rito latino. La crónica de momentos cruciales.


Después de los eventos de las últimas semanas, muchos se preguntaron si la plaza de Belén sería la misma o si el temor a la seguridad podría evitar que muchas personas celebraran la Navidad en la ciudad donde nació Jesús. Este año el 24 de diciembre en la Plaza del Pesebre, frente a la Basílica de la Natividad en Belén, se escuchó algo diferente: "Menos peregrinos" -se murmuraba- y luego dos grandes carteles claramente visibles se destacaban en la plaza. Recitaban frases de "Jerusalén capital de Palestina", que recordaban días de tensiones y enfrentamientos en los puestos de control en Belén, manifestaciones, detenciones en toda Cisjordania y muertos en Gaza, que vienen ocurriendo hace un mes. 


Sin embargo, muchos fieles locales y peregrinos de todo el mundo han venido a celebrar el nacimiento por excelencia, el nacimiento que ha cambiado la historia de la humanidad. La semana pasada, debido a la crisis en Jerusalén, se temía un efecto más dramático en el flujo de llegadas desde el extranjero, por lo que la cancelación de muchos grupos llevó al Patriarcado Latino de Jerusalén y a la Custodia de Tierra Santa a lanzar un llamamiento para reafirmar que "la peregrinación a Tierra Santa es segura".
Para el día de Nochebuena parece que la participación popular fue masiva y, a pesar de todo, en la plaza hubo un deseo de sonreír, de alegrarse y de dejar atrás la ira y las recriminaciones.
"Vine de Jericó para disfrutar este día y olvidarme de la tristeza", dijo una mujer musulmana frente al gran árbol de Navidad. "Los musulmanes y los cristianos son hermanos, viven en la misma tierra y luchan por los mismos derechos", dijo. Me encanta la alegría de este evento, para ver a la gente unida y su felicidad, las luces, la plaza de Belén ». Algunos jóvenes dicen, bebiendo café en el centro de la Plaza del Pesebre: "No somos cristianos, pero venimos a Hebrón a sentir algo de este ambiente navideño". Hannin y John, una pareja de Belén, son cristianos y aman la Navidad: "Es un momento en que vemos toda nuestra cultura palestina". «Vinimos a celebrar en Belén desde Nazaret - dijo otra pareja - la Navidad es todo». Salomón, un cristiano etíope de Jerusalén, también estaba en la plaza tomando fotos de la escena de la natividad: "Celebro la Navidad de Etiopía, pero también me gusta participar en el latín. Es todo alegría".
Entre los peregrinos italianos que "siempre habían soñado con pasar una noche de Navidad en Belén", y la gente de Belén que "se sienten afortunada de vivir y celebrar en la tierra de la Navidad", también estaba Christopher, un estadounidense que se trasladó a Belén para trabajar con las fuerzas de seguridad palestina. "Para eventos especiales siempre hay fuerzas especiales en el campo, pero no hay problemas de seguridad", explica Christopher. Hoy es una gran fiesta y todos son bienvenidos aquí, en el espíritu de la Navidad que une a todos».
"A pesar de los problemas, todos estamos reunidos aquí y esto nos dice que tenemos esperanza: esta es la Navidad". dijo Msr. Pierbattista Pizzaballa en la cena con las autoridades civiles justo antes de la misa de medianoche, resumiendo el espíritu que se respiraba. El administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén presidió las celebraciones por segunda vez, marcadas por momentos y tradiciones específicos. Después del desfile de automóviles desde Jerusalén a Belén (a través del puesto de control cerca de la Tumba de Raquel, abierto solo tres veces al año), el arzobispo hizo su entrada solemne en la Plaza del Pesebre en Belén y presidió la primeras vísperas y la procesión a la cueva en la tarde del 24.
En la cena de Nochebuena junto con los franciscanos de la Custodia de Tierra Santa, miembros del Patriarcado Latino con el administrador apostólico, también estuvieron el primer ministro de la Autoridad Palestina, Rami Hamdallah, y su delegación. Entre los invitados especiales, el aclamado ganador del último Arab Idol, el joven cristiano de Belén Yacoub Shaheen, quien cantó una canción al final de la cena. El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, que regresaba de un viaje al extranjero, llegó a tiempo para asistir a la primera parte de la misa de medianoche, que dejó después de la homilía.
Monseñor Pizzaballa en su homilía habló del Niño Jesús que "es admirable Consejero, Dios poderoso, Padre por siempre, Príncipe de paz" (Isaías 9,5). Sin embargo, parece pequeño y pobre, escondido y humilde ". Y la Navidad del Señor es "un comienzo humilde, tan pequeño, humilde y discreto como el amor cuando es verdad", dijo Pizzaballa.

Con una adición al texto escrito, Pizzaballa dijo que imaginaba que muchos querían escucharle decir palabras sobre Jerusalén, pero que ya había hablado mucho de ello en ocasiones anteriores. "Nosotros que vivimos en Tierra Santa, una tierra fascinante y difícil, testigo de la historia de la Revelación, estamos llamados a no poseerla, sino a servirla -continuó-. Debemos estar al servicio de esta tierra para la humanidad ". Citando al entonces Papa Francisco que ha definido repetidamente a Jerusalén como una "ciudad de paz", agregó: "No hay paz si alguien excluye". Jerusalén debe incluir, no excluir ». Frente a cientos de fieles que llenaban la iglesia franciscana de Santa Catalina - junto a la basílica de la Natividad - el administrador apostólico ha hecho un nuevo llamamiento a la clase política, que también había mencionado durante su mensaje de Navidad, para instarla a "tener valor, atreverse y arriesgarse, a no temer la soledad y no renunciar a su propia visión".

El arzobispo quiso ofrecer palabras de aliento: "¡Coraje, Iglesia de Tierra Santa! Coraje, hermanos y hermanas! Podemos seguir viviendo y permaneciendo aquí, en la debilidad y en la pobreza, porque estos son los caminos de Dios, cuando quiere venir al mundo y bendecir a la humanidad ".

Peregrinos, ¡venid a Tierra Santa!

Muchos grupos en estos días están cancelando peregrinaciones a Tierra Santa. Desde Jerusalén, el arzobispo Pierbattista Pizzaballa y Fr. Francesco Patton lanzan un llamamiento común.

¡Feliz Navidad!

La revista Tierra Santa en su edición española, la directora y todos los colaboradores y voluntarios que trabajamos en ella os deseamos una Feliz Navidad y un año nuevo lleno de Paz y Bien.

Bendición de Nochebuena

Queridos amigos: con mucho cariño hemos preparado esta oración de Nochebuena para que la recéis en familia.

Addenda al sorteo 2017 Peregrinación a Tierra Santa

Addenda al listado de participantes en el sorteo 2017 a Tierra Santa.