Renovación del convento de San Francisco junto al Cenáculo


 Fray Enrique Bermejo |  9 de Novembro de 2012

El maestro M. Canzoneri en la capilla (haga clic en la foto para ver la galería)

Preparando el patrón de las vidrieras

Michele Canzoneri con el padre Custodio, fray Pierbattista Pizzaballa.

El equipo de trabajo con fray Enrique Bermejo, guardián del convento

Vidriera Didajé de M. Canzanori, en la basílica de San Pío de San Giovanni Rotondo

Puerta de las vírgenes prudentes y necias, en la basílica de San Pío de San Giovanni Rotondo

En plena faena, en la capilla

M. Canzoneri escribiendo el diario de las obras

Estudios para la capilla del convento franciscano junto al Cenáculo, M. Canzoneri, 2012

Vidriera de M. Canzoneri en la catedral de Cefalú

Fray Enrique Bermejo, guardián del convento de San Francisco junto al Cenáculo, conocido también como Cenacolino, explica los detalles de la restauración efectuada en dicho convento, una restauración costosa pero muy necesaria. Si quiere colaborar en este proyecto, el padre Enrique le explica cómo puede hacerlo.


Querido peregrino,
me dirijo a ti, consciente de la penuria económica que estamos atravesando.

Hacía tiempo que estábamos proyectando la renovación del convento de San Francisco junto al Cenáculo y, el día 12 de marzo, comenzamos las obras. Este convento, resultado de la adaptación de casas árabes por el franciscano Jaime Lull, fue inaugurado el 26 de marzo de 1936. Su finalidad fue la atención a los peregrinos que querían celebrar los misterios propios del Cenáculo, y además lo exigía la cercanía a dicho santuario donde tuvo lugar la sede primitiva de la Custodia de Tierra Santa y de donde fuimos expulsados.

Inicialmente el convento contaba con la capilla dedicada al misterio de la Eucaristía, cuya última remodelación se realizó por los años 80. De ese año a esta parte, el flujo de peregrinos fue aumentando y con él las necesidades de otro espacio celebrativo, por ello se dedicó también a capilla una habitación de la planta baja del convento. Hace dos años se renovaron los bancos y el presbiterio pero, a pesar de todo, el espacio era todavía insuficiente para que un grupo grande pudiese celebrar cómodamente. Por eso se ha ampliado ahora esta capilla tomando otra habitación del convento, precisamente la salita de reunión de los frailes. Para dar a este espacio un carácter más acogedor para la oración y la celebración hemos pensado dotarle de vidrieras de estilo figurativo simbólico que invadan el ambiente de luz natural recreado por la belleza de las diversas gamas de color. Está realizando las vidrieras el maestro Michele Canzoneri.

También hemos proyectado algunos arreglos en la capilla superior y la ampliación de la sacristía, ya que a veces se junta un número considerable de sacerdotes y concelebrantes. Dotaremos de vidriera a la puerta de entrada para dar más luminosidad y respiro al ambiente. Esto si nos lo permite el fondo de ayuda que recojamos.

Por eso, con la intención de poder realizar una obra para el arte de la celebración y de la participación, me atrevo a invitarte a ayudarnos, en la medida de tus posibilidades, para poder realizar este sueño que nació del deseo de celebrar bellamente los sagrados misterios que han dado inicio a nuestra existencia eclesial, precisamente cerca del lugar donde nació la Iglesia.

Así pues, te doy las gracias de antemano y te invito a que vengas a celebrar aquí dentro de unos meses.

Para ayudarnos, puedes entregar tu donativo como indico más abajo. Puntualmente, daremos cuenta de las entradas, gastos y realización del proyecto.

Con agradecimiento y oraciones de nuestra parte, te saluda cordialmente deseándote Paz y Bien.

fray Enrique Bermejo Cabrera
Presidente de San Francisco
junto al Cenáculo

- - -

Si quieres enviar tu donativo, puedes hacer el ingreso en la siguiente cuenta bancaria, no olvidándote de poner como concepto «Restauración Cenáculo»:

Centro Tierra Santa

C/ Mayor, 49 3º

C/C Banco Popular: 0075/0615/58/0600211001