RECETAS DE TIERRA SANTA

Tabouleh


 Ángel Romo Pilar Málaga |  Julio-agosto 2018

TABOULEH

El tabouleh es una ensalada de origen libanés o quizá sirio, cuyo nombre deriva del término árabe taabil, que significa aderezo. Puede emplearse como entrante o como guarnición de múltiples platos. A veces, se usan hojas frescas de parra o de lechuga a modo de plato, comiéndose allí directamente. Su base es el bulgur, que es un trigo cocido, molido y seco de pequeño tamaño muy utilizado en los países árabes de la ribera mediterránea.


INGREDIENTES

  1. Bulgur 250 gr
  2. Perejil fresco 30 gr
  3. Cilantro 20 gr
  4. Hierbabuena 15 hojas
  5. Cebollino 30 tallos
  6. Zumo de 1 lima
  7. Zumo de 1 limón
  8. 10 tomates secos pequeños
  9. 20 aceitunas negras
  10. 1 cebolleta
  11. ½ pepino
  12. ½ pimiento rojo y verde
  13. Pasas sin pepitas 40 gr
  14. Sal
  15. Aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

Lavar el bulgur con agua fría y ponerlo a cocer con el doble de agua que la cantidad utilizada y sal. Cuando el agua empiece a hervir, bajar la temperatura y cocer durante 7 minutos. Una vez cocido, se escurre y se deja enfriar a temperatura ambiente.

Hidratar los tomates secos y reservar. Picar todas las hierbas muy finamente. Rallar la cáscara de la lima y del limón, sin llegar a la parte blanca y exprimir su zumo. Trocear finamente el tomate seco ya hidratado, las aceitunas, la cebolleta, el pepino, los pimientos rojo y verde y las pasas.

Añadir las hierbas, la ralladura de los cítricos y sus zumos, las hortalizas troceadas y las pasas al bulgur, rociar con una cucharada sopera de aceite de oliva virgen extra y remover bien todos los ingredientes. Tapar con film transparente y dejar reposar durante 3 horas. Una vez que se haya enfriado, se mete en la nevera para que esté más fresco a la hora de servirlo.

El bulgur puede sustituirse por cous-cous. En este caso, se calienta la misma cantidad de agua que de sémola y cuando empiece a hervir se vierte sobre el cous-cous. Se tapa y se deja reposar 5 minutos. Se puede emplear tomates frescos en lugar de secos. Al ser una ensalada, pueden variarse los ingredientes al gusto de cada uno, como sucede en los diferentes países donde habitualmente se prepara esta sabrosa y refrescante receta.

Pilar Málaga y Ángel Romo

En este número

Este es el sumario del número de julio-agosto de 2018 de Tierra Santa. Si aún no te has suscrito, ¿a qué estás esperando? Escribe a tierrasanta.suscripciones@gmail.com. ¡Buena lectura!

Editorial