Actualidad

Una ayuda del Papa a los niños de los campos de refugiados palestinos


de Christophe Lafontaine |  5 de julio de 2018

Papa Francesco con los niños del campo de refugiados palestino de Deisheh (Belén) en Mayo de 2014. (foto Nadim Asfour/CTS)

En los últimos días en Nueva York, la Santa Sede anunció el pago de 100.000 dólares en favor de la Unrwa. La agencia de la ONU que ayuda a los refugiados palestinos. 


A través del nuncio apostólico Bernardito Auza, observador permanente en el Palacio de Cristal de las Naciones Unidas en Nueva York, la Santa Sede ha anunciado un donativo a favor de los palestinos. Monseñor Auza habló sobre esto durante un discurso que pronunció el 25 de junio en la conferencia de países donantes de la UNRWA, la agencia de la ONU especializada en ayudar a los refugiados palestinos. El diplomático pontificio anunció que el Papa le había pedido que enviara su contribución de 100 mil dólares a los proyectos de la Agencia y, en particular, en beneficio de los niños en los campos de refugiados.

El gesto consolida las palabras de aliento pronunciadas por el Papa Francisco durante una audiencia concedida el pasado mes de marzo en el Vaticano al comisionado general de la UNRWA, Pierre Krähenbühl. En esa ocasión, el Pontífice expresó "su profundo respeto por el trabajo y el compromiso de Unrwa". Palabras no caídas al aire, si pensamos que Bergoglio también quería visitar un campamento de refugiados cerca de Belén durante su viaje a Tierra Santa en 2014.

Fundada en 1949, la agencia de las Naciones Unidas brinda hoy educación y asistencia sanitaria a aproximadamente 5 millones y medio de palestinos registrados como refugiados en Cisjordania y la Franja de Gaza, así como en Jordania, Líbano y Siria. Los beneficiarios son los supervivientes o descendientes de los cientos de miles de personas que se vieron obligadas a abandonar sus hogares después de la primera guerra árabe-israelí de 1948 y el nacimiento del Estado de Israel.

Con sus 711 escuelas, dispersas en cualquier parte de los territorios mencionados anteriormente, la UNRWA proporciona educación a 525.000 estudiantes. El 54% de su presupuesto es solo para educación.

Hoy la Agencia tiene que afrontar un grave déficit, que ocurrió precisamente cuando "estaba a punto de asegurar el presupuesto, adoptando medidas internas de acuerdo con las recomendaciones del Secretario General de la ONU", lamentó Krähenbühl. El déficit se debe a la reducción, decidida en enero de 2018, de más del 80 por ciento de los préstamos pagados por los Estados Unidos, que hasta entonces habían sido el principal generador del organismo. La cuota de $ 360 millones este año se ha reducido a 60. Estados Unidos está pidiendo una reforma de UNRWA y condicionará cualquier ayuda futura para el regreso de los palestinos a la mesa de negociaciones con Israel.

Para llegar a finales de 2018, la UNRWA aún necesita 200 millones de dólares si quiere garantizar ayuda de emergencia a los refugiados durante la segunda mitad del año. Y esto a pesar de los fondos adicionales pagados para compensar el recorte en los fondos de los EE. UU.

Frente a una suma similar, la contribución de la Santa Sede es poco más que simbólica, pero el gesto tiene un valor moral. Observó a Mons. Auza: "Mientras el destino de los refugiados palestinos siga siendo incierto, la UNRWA será indispensable, porque su trabajo sigue siendo inestimable para los más de cinco millones de refugiados que, sin el apoyo de la Agencia, vivirían en una desesperación aún mayor». El nuncio no dudó en recordar que "la Santa Sede espera que, tarde o temprano, se encuentre una solución justa y duradera para la reanudación de las negociaciones sobre el estado final entre las partes interesadas, y orientada hacia una solución de dos Estados, con Israel y el Estado de Palestina, capaces de convivir en paz y seguridad dentro de fronteras internacionalmente reconocidas".

Mientras tanto, la UNRWA ya ha previsto reducir algunos programas y diferir el pago de salarios a su personal. En las escuelas que administra podría posponerse la apertura del año escolar. Las instituciones podrían incluso ser cerradas, según la advertencia emitida por el presidente de la Asamblea General de la ONU, el eslovaco Miroslav Lajcák.

Sin embargo, desde el comienzo de este año, la UNRWA no ha permanecido quieta mano sobre mano ante la crisis financiera que lo está afectando. Ha desarrollado "una estrategia de movilización de recursos para evitar una crisis humanitaria aún más grave en la región y para mantener sus propios programas.

Con la campaña internacional La dignidad no tiene precio, también se lanzó una campaña de recaudación de fondos entre particulares y el Fondo Central de las Naciones Unidas realizó pagos para intervenciones de emergencia. Está en marcha la institución de un fondo de inversión en el Banco Mundial. El Banco Islámico para el desarrollo a su vez está creando una dotación sobre el impulso de la Organización para la cooperación islámica.

"Con el tiempo, creo que estos esfuerzos crearán una base de financiación duradera para el futuro de la UNRWA", comentó el Secretario General de la ONU, el portugués Antonio Guterres. "Pero estos esfuerzos innovadores, admite Guterres, no serán suficientes para cubrir completamente la brecha financiera para el año en curso".

Desde la Basílica un homenaje al P. Virgilio Corbo

El arqueólogo franciscano P.Virgilio Corbo, con sus excavaciones en Cafarnaúm, restauró la casa de San Pedro a los peregrinos cristianos en Tierra Santa.

Orden del Santo Sepulcro

Perfil de nuevas orientaciones de la Orden del Santo Sepulcro por Christophe Lafontaine

Giro de Italia 2018: Israel visto desde el deporte

El Giro de Italia número 101 se celebra en Jerusalén, en recuerdo de Gino Bartali, "El justo entre las naciones".

Mensaje de Pascua del Custodio de Tierra Santa

Fr. Francesco Patton ofm, nuestro Custodio de Tierra Santa, nos felicita la Pascua desde el Santo Sepulcro, testigo único de la Resurrección.